Rocas de Mallasen

Las rocas de Mallasen se forman en un potente banco de arenisca de cemento siliceo, de color pardo rojizo y homogéneo. Se aprecian zonas de un rojo más intenso producidas por concentraciones arcillosas. Se nota también la presencia de abundante erosión alveolar.

¿Cómo llegar?

Entramos a Vilafamés por la Avenida Fabián Ribes, dejando a mano izquierda el Polideportivo, el Cuartel de la Guardia Civil y la Plaza del Ventorrillo.

Seguimos ascendiendo hasta el final de la calle y en vez de girar a la derecha por la calle LaFuente, seguimos recto por la C/ Font d’en Jana. En seguida, a unos 15-20 metros, coger a la derecha la C/ San Ramón. Subir esta calle en cuesta y serpenteante hasta llegar a la minúscula Plaza de San Ramón.

Una vez aquí, coger la calle de más a la izquierda que es la C/ Camí de la Serra. Vamos por la calle hormigonada y dejamos las últimas casas. A unos 100 metros, pasaremos por una gran casa que queda a mano derecha.

Seguiremos subiendo por la pista asfaltada hasta que veamos una torre de alta tensión a la derecha y, a unos 100 metros, veremos un montículo con bancos de areniscas en cuya caída se encuentran las rocas. Como referencia, diremos que a la izquierda del montículo, nos encontramos una pista ascendente.

El coche se puede dejar un poquito más adelante en un saliente que hay, al lado de una carrasca de buen tamaño.

Se obtienen muy buenas vistas de Vilafamés.

La montaña que está delante de Las Rocas de Mallasén, es el Morral.

La vegetación que se encuentra es típica de monte bajo, acompañado por algún pino, encinas…